Dentro del ciclo Primavera Musical promovido por cervezas Alhambra, pudimos asistir el pasado sábado 27 a uno de los conciertos que la marca organiza en diferentes localizaciones de la ciudad. La Plaza de las Pasiegas fue el escenario donde se dieron cita Sorroche y el Estado y Doblas, ambos grupos impregnados del rock y el punk mítico de los años 80 en Granada.

Un heterogéneo público compuesto por niños, turistas asombrados, paseantes locales y la fauna rockera habitual se congrega a media tarde para asisitir a un espectáculo que, de cualquier manera, no dejó indiferente a nadie. Y es que la apuesta de Jose (ex KGB), Antonio Vilches y Paco Peña junto al carismático cantaor flamenco Sorroche se hace presente y poderosa desde el primer momento. Aires de electro punk hilados con flamenco en una dramática exposición, difícil de contener aunque mantenida y originalmente expuesta. Que nadie pretenda evocar experimentos morentianos porque se alejan muy mucho de la fórmula del Omega. Hay electricidad y guiños continuos a bandas épicas del electro punk de hace décadas, y si a ello le unimos el carisma estudiado y compulsivo de Sorroche, aquí tenemos la suerte final, un concierto con marcados dientes de sierra emotivos y llenos de tensión.

Tras la experiencia casi mística de Sorroche y el Estado, Doblas apareció en escena con su habitual derroche de emergencia punk rock, una banda resuelta y profesional y granjeándose a un público ya más ortodoxo con guiños al power rock de los 70.

En definitiva, una bonita experiencia esta de acudir a la Catedral a oir rock, una costumbre perdida hace décadas.

Fotos: Milena García.

www.elestado.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here